PREUAH: El Preuniversitario que prepara para la vida

El lema del Preuniversitario PREUAH es “vivir una experiencia universitaria”. Su riqueza es esa: que el secundario conozca el territorio donde se mueven los universitarios en su rutina diaria.

El Preuniversitario de la Universidad Alberto Hurtado (PREUAH) nació como un proyecto estudiantil en el año 2009 y se ha mantenido por una rigurosa autogestión de los integrantes y principalmente por Juan Pablo Zúñiga quien fue uno de los fundadores y actualmente director del preuniversitario.

Daniela Tobar y Franco Toledo -actual Coordinador Académico del Preuniversitario- están a cargo de reforzar los conocimientos a los secundarios y cumplir con el rol diferenciador de este Preu que es entregar herramientas básicas para sobrellevar la vida universitaria. “Los preuniversitarios son una extensión del colegio, pero ¿qué pasa con la preparación para la vida académica? Aquí se les enseña desde cómo tomar apuntes hasta cómo enfrentarse a un nuevo ritmo de estudio”, aclara Daniela.

dsc07360

Franco Toledo, coordinador académico y profesor de Historia y Ciencias Sociales.

Franco Toledo se integró el 2015 como profesor de Historia, y su experiencia es guiar a jóvenes que quieren ingresar a la educación superior. “Nuestros estudiantes tienen un alto sentido del compromiso debido a que hacen todo lo posible por asistir a clases y se esfuerzan por mejorar sus resultados iniciales”, comenta

dsc07358

Daniela Tobar, profesora de Lenguaje y Comunicación.

Para Daniela Tobar, que se integró en el 2016 lo más motivador, atractivo e interesante de este equipo es el plan que está focalizado en darles oportunidades a niños que vienen de colegios técnicos, que no tienen una muy buena base en la preparación PSU. El PREUAH se hace cargo de eso, está ahí por y para estos estudiantes, con el objetivo de nivelar, enseñar, y entregar más oportunidades para realizar sus sueños”.

Preparar las clases es todo un desafío para Franco y Daniela, en el caso de Franco sus labores van desde impartir clases de Historia y cumplir como Coordinador Académico que suma planificar el trabajo docente, identificar complejidades en el proceso y programar los ensayos PSU. “Me encargo que el trabajo docente se construya dentro de un ambiente de armonía, donde cada uno colabore en función de un proyecto en común. Si bien se cuenta con poco tiempo para trabajar habilidades cognitivas, se entregan estrategias que permitan a los estudiantes resolver la prueba en menos tiempo. Cabe destacar que, durante el desarrollo de la clase se hacen preguntas al estudiante que aborden sus intereses, para conocer mejor sus pasiones, gustos, intereses, aspiraciones y así poder incorporar sus conocimientos culturales a este proceso”.

Daniela Tobar imparte clases de Lenguaje y como dice ella “la mejor forma de describir lo que es este preuniversitario es que el equipo funciona “como si fuéramos uno, no importa si eres docente, coordinador o el director, todos actuamos en conjunto por y para nuestros estudiantes”, dice. Con el correr del tiempo se cumple el propósito en ser el preuniversitario social que más acerque a los estudiantes al mundo de la educación superior, desarrollando en ellos sus capacidades académicas y, a su vez, cultivando un espíritu reflexivo y consciente de sus posibilidades de desarrollo. “Me ha pasado que tengo estudiantes muy inteligentes, pero inseguros como que no pueden creer que les diga están bien o que resolvieron preguntas de una forma muy buena. Eso me preocupa bastante y si puedo ayudar a solventarlo, aunque sea un poquito lo voy a hacer”, comenta.

El lema del Preuniversitario PREUAH es “vivir una experiencia universitaria”. Su riqueza es esa: que el secundario conozca el territorio donde se mueven los universitarios en su rutina diaria.

-¿A quiénes está dirigido?
A todos los estudiantes de educación media de la Región Metropolitana que quieran prepararse para la PSU, tienen prioridad aquellos que provengan de establecimientos técnicos o vulnerables.

-¿Cuántos alumnos tienen?
-Actualmente son 15 estudiantes que participan activamente de las clases.

-¿Es gratis?
El preuniversitario tiene un costo de $10.000 de matrícula que se cancela una vez y una mensualidad de $10.000 que cubre las tres materias (Lenguaje- Historia-Matemáticas). Sin embargo, existe un sistema de becas, como beca PACE, beca socioeconómica, beca sobre familiar vinculado a la UAH, por lo que el preuniversitario tendría un costo $0 para quienes tengan algunos de estos beneficios. Algo que es muy importante mencionar es que actualmente un poco más del 90% de nuestros estudiantes son becados.

-¿Dónde funciona?
-Las clases se realizan en las dependencias de la Universidad Alberto Hurtado, este año en la Casa Manuel Lacunza S.J ubicada en Almirante Barroso 37.

-¿Cómo se postula?
Para acceder a las clases del preuniversitario no se postula, sólo hay que llenar un formulario previo a las fechas de matrículas para llevar un catastro de cuántos se irán a inscribir en los cursos. En PREUAH se reciben a todos los que quieran estudiar y prepararse mejor para la prueba.

 

dsc07355

Equipo Preuah 2016. Crédito: José Navarrete.

Gentileza: Universidad Alberto Hurtado.

Anuncios

Lista de salas y cursos de Preuah

A continuación se publican las listas de los tres cursos y sus respectivas salas. Recuerden, estudiantes, que deben estar antes de las 9.00 en Almirante Barroso # 10, Metro Los Héroes. Una vez ahí, pueden preguntar cómo llegar a las “salas E”, ubicadas hacia el sector de Erasmo Escala de nuestra universidad. ¡No faltes!

CURSOA

Curso A

CURSOB

Curso B

CURSOC

Curso C

Preuah da inicio a un nuevo año académico

El día viernes 02 de junio, el Preuniversitario Alberto Hurtadio (Preuah) dio inicio a un nuevo año académico. A la ceremonia, prevista para las 18.00, asistieron autoridades de la Universidad Alberto Hurtado, el director del preuniversitario, voluntarios, ex voluntarios y estudiantes.

13331149_1020733174701640_6411625055157205556_n

Nuestro director, Juan Pablo Zúñiga, dando la bienvenida a los nuevos estudiantes. Foto gentileza de DAE-UAH.

A continuación, el discurso completo de la ceremonia.

Hoy jueves 02 de junio, tengo el honor de saludar a las autoridades de nuestra universidad, que nos acompañan en esta lluviosa tarde invernal: Pedro Milos, vicerrector académico; Elena Cuadro, directora de la Dirección de Asuntos Estudiantiles; Felipe Pimentel, encargado de Gestión Estudiantil; Daniela Durán, coordinadora general del Programa de Acompañamiento y Acceso a la Educación Superior; Andrea Espinoza, coordinadora área social del Centro Universitario Ignaciano; Luciana Silva, en representación de la Vicerrectoría de Integración, y Manuel Caire, coordinador del Centro de Reflexión y Acción Social. También, agradecer la presencia del director del Preuniversitario Alberto Hurtado, Juan Pablo Zúñiga, como también a todos nuestros voluntarios, a quienes han participado en nuestro proyecto y, por supuesto, a nuestros estudiantes.

Amigas y amigos:

Muchos de ustedes recordarán cómo, en 2006, los estudiantes de nuestro país se tomaron las calles demandando una mejor educación. Ese año es recordado como el “pingüinazo”, una verdadera revolución que nos hizo reflexionar de forma crítica acerca de la calidad y la finalidad de la educación. Tiempo después, en 2009, el movimiento estudiantil logra su primer triunfo: entra en vigencia la nueva Ley General de Educación (LGE), que representa el marco para una nueva institucionalidad en educación, derogando la Ley Orgánica Constitucional de Enseñanza. Ese mismo año, simultáneamente, un grupo de estudiantes de la Universidad Alberto Hurtado se reúne ante la necesidad de “transformar las discusiones sobre la democratización de la educación en algo concreto”.

Así, comienza el arduo proceso de buscar voluntarios, en el patio de Barroso, sin más recursos que una hoja de cuaderno y un lápiz. Pero, perseverantes, más tarde son acogidos por la Incubadora de Proyectos Sociales del Centro de Reflexión y Acción Social (CREAS). Desde ahí se consolida el Preuniversitario Alberto Hurtado; un preuniversitario social que partió acogiendo a estudiantes de colegios municipales y subvencionados de la comuna de Santiago, y que hoy se ha extendido a diferentes comunas de la Región Metropolitana.

Nuestro preuniversitario, en un comienzo, preparaba alrededor de 60 estudiantes para rendir la Prueba de Selección Universitaria. Este año, gracias al esfuerzo de todos aquellos que hacen posible su funcionamiento, la cantidad de matrículas aumentó al doble. 120 estudiantes ingresarán este año al Preuniversitario Alberto Hurtado, y la mitad de ellos provienen de escuelas vinculadas al Programa de Acompañamiento y Acceso Efectivo a la Educación Superior (PACE) de nuestro plantel.

Así y todo, ¿cómo es posible que una iniciativa de carácter social, que partió de la idea de un grupo de estudiantes de esta casa de estudios, siga vigente? Es justamente ese uno de los mayores desafíos, mantenerse funcionando a pesar de todos los escollos. Se han vivido momentos complejos, incluso se pensó en terminar este proyecto; sin embargo, la clave para continuar, además del apoyo de nuestra universidad, ha sido la energía que inyectan cada año los nuevos voluntarios; una mirada crítica y desinteresada por ayudar, sobre todo, a quienes tienen más dificultades para acceder a la educación en nuestro segregado país. ¡Porque estamos convencidos de que todos los estudiantes merecen las mismas oportunidades para acceder a la educación superior!

En la actualidad, podemos asegurar que el esfuerzo de todos estos años no ha sido en vano; por el contrario, hemos trabajado con más de mil estudiantes de la Región Metropolitana; se han realizado sucesivas jornadas de apoyo académico a escuelas; se organizó un ensayo regional, donde asistieron más de mil estudiantes; han trabajado casi 100 estudiantes universitarios como voluntarios, y nos hemos adjudicado, en dos oportunidades, los Fondos de Desarrollo Institucional del Ministerio de Educación.

A continuación, se dirigirá a ustedes, Pedro Milos, vicerrector académico de nuestra universidad.

Ahora, José Patricio Urriola, estudiante de Ciencias Políticas de nuestro plantel, nos contará su testimonio como ex alumno de nuestro preuniversitario.

Es el turno de Pedro Kortmann, estudiante de periodismo de nuestra institución, quien nos hablará de su experiencia como ex voluntario del Preuniversitario Alberto Hurtado.

Finalmente, dejo con ustedes a Juan Pablo Zúñiga, fundador y director del Preuniversitario Alberto Hurtado.

Con todo, siempre el motor de nuestro preuniversitario serán ustedes: nuestros estudiantes. Porque además de la preparación para rendir la PSU, nos importa que de nuestras aulas salgan estudiantes, más tarde ciudadanos, que puedan contribuir al mejoramiento de este país, con sólidos principios éticos y formativos. De ustedes aprendemos y por ustedes estamos acá.

¡Muchas gracias!